Los petardos y las mascotas

Acabamos de pasar las navidades y un año más hemos podido comprobar la angustia de nuestros amigos de cuatro patas frente a la pirotecnia.

Hemos decidido hacer una guía básica para que cada familia pueda ayudar a su mascota en la medida de sus posibilidades, porque parece que empezamos a crear conciencia sobre este tema, pero aún falta mucho para que los fuegos artificiales dejen de usarse en celebraciones públicas y privadas.

 

¿Cómo puedes tranquilizar a tu perro cuando estallan los fuegos artificiales?

Frente a los ruidos excesivos de los fuegos artificiales son muchas las mascotas que se alteran y muestran signos de estrés y ansiedad.

Siguiendo estos sencillos pasos puedes aliviar un poco su sufrimiento:

  • Hazle un nido: te puede servir una caja de cartón, un transportín o una cama para perros de tipo “cueva”. Debe ser un sitio oscuro y tranquilo, confortable y cálido. Te vendrá bien poner mantas y algún juguete dentro de él. Debes poner su nido en un sitio alejado de ventanas y ruidos de la calle. Para que empiece a familiarizarse con él, debes dejarle cerca el nido unos días antes de los fuegos y debes trabajar con tu mascota una asociación positiva con el elemento nuevo. Suele funcionar reforzarlo con un “muy bien” cada vez que entre y animarlo a entrar dejando allí golosinas y premios sabrosos. Por favor, nunca le empujes o le fuerces a entrar. Deja también algo de agua cerca, este último punto es importante.
  • Distracción: no creas que no lo sabemos, muchos perros se niegan a comer o a jugar en estos momentos de ansiedad. Esto no significa que sus sentidos dejen de funciona, así que te vendrá bien distraerle un poco del foco de ansiedad. Ofrece a tu perro un hueso crudo, un juguete expendedor de comida, su juguete favorito, su mantita de dormir…
  • Feromonas: estamos hablando de feromonas sintéticas, creadas en laboratorios, también conocidas como DAP, son una mezcla que imitan el compuesto que liberan las perras en el período de lactancia. Tienen una función principalmente apaciguadora y ayudan a bajar los niveles de ansiedad. Debes buscar aquellas que tengan estudios que respalden su eficacia y la mejor fuente para esta consulta siempre es tu veterinario de confianza.
  • Ruido: su fuente de ansiedad está muy relacionada con el ruido, por eso es importante que su entorno sea lo menos ruidoso posible. Busca en la casa el lugar más silencioso y aleja a tu perro de ventanas y puertas. Otro truco que suele funcionar es poner música a un volumen elevado para amortiguar el ruido de los petardos, seguirá percibiendo la vibración, pero el sonido le llegará menos. Por cierto, intenta que la música sea relajante, no queremos alterar más a tu mascota.
  • Siempre acompañado: por favor, no lo dejes solo. No es recomendable dejar a un perro solo en casa, especialmente si tiene mucho miedo y lleva a cabo conductas destructivas. Además de evitar un posible accidente doméstico, estar a su lado le ayudará a sentirse más seguro y le calmará.
  • Medicación: en los casos graves, cuando presentan además de miedo diarrea, pánico, vómitos y anorexia… Lo mejor es consultar con el veterinario la opción de utilizar ansiolíticos u otro tipo de medicación. No obstante, se deben probar unos meses antes para tener controlados los posibles efectos secundarios.

 

Recuerda que otra opción es traer a tu mascota a nuestro hotel, como ya vienen haciendo muchos clientes. Estamos en una zona apartada y tranquila, rodeada por jardines y el ruido de los fuegos artificiales podemos decir que es casi imperceptible. Debemos tener en cuenta que ellos oyen más y mejor que nosotros, pero nuestra experiencia de años confirma que aquí se encuentran tranquilos.

No olvides que, para cualquier duda relacionada con la posible medicación para tranquilizar a  tu mascota debes consultar con tu veterinario. En residencia Oasis podemos administrar los fármacos recetados siguiendo las indicaciones del veterinario, y asegurar un ambiente relajado y libre de ruidos.